lunes, 9 de agosto de 2010

Las “chicas buenas” y la dishidrosis

Voy a escribir este post, a sabiendas de que después del de la hiperemesis, corro el riesgo de que quien lo lea piense que soy un sucedáneo cutre de Saber Vivir (pero menos cutre que el Más Vivir de Intereconomía jajajjaa lo siento, es una broma ‘interna’…).

Pero lo voy a escribir, primero, por desahogo. Y segundo, muy relacionado con el desahogo, por la  esperanza terapéutica. Y cómo  no, también con la intención de ayudar, si es que alguien más se encuentra/ha encontrado/encontrara en la misma situación.

Hace unos días, me desperté por la noche con un horrible picor en los dedos de los pies. Era una comezón horrorosa. Me rascaba un pie con otro y no hacía sino ponerme peor. Un mosquito no podía ser, porque me picaba por todos lados en todos los dedos. Intenté serenarme y seguir durmiendo, pero al final no pude más, y me levanté a ver qué era aquello. Tenía todos los dedos de los pies, desde un poco más arriba del nacimiento de los dedos, y especialmente por los lados, llenos de granitos minúsculos, y la piel roja e hinchada (por el rascado, imagino). Me sonaban, porque desde hace unos meses había sufrido esos ‘granitos’ en la mano derecha, pero sólo entre el dedo índice y corazón. Como los de los pies, me picaba y me dolía, pero con mi habitual pereza a visitar consultas médicas (por chorradas), lo dejé pasar. Iban y venían, cada cierto tiempo. Pero esto de los pies me acojonó, porque me dolía tanto que casi no podía caminar. Así que cuando me levanté, fui al médico.

Le comento los síntomas, cuándo, cómo apareció… y me dice que tiene pinta de ser dishidrosis. Y le pregunto que eso qué es, y me dice que es un trastorno por una alteración en el sudor. ¿Una alteración en el sudor? Pero … ¿a causa de qué? Le digo que yo no he cambiado nada en los últimos meses, ni en cuanto a dieta, ni medicamentos, ni nada. Y me dice que es que ‘no se sabe la etiología concretamente’.  Que a veces lo provocan algunas sustancias, como los jabones, las cremas, los tintes de la ropa… y yo me quedo pensando… ya, pero es que yo utilizo el mismo jabón, sigo sin utilizar ninguna crema, y la ropa es la de siempre… pero pillo la indirecta de ‘etiología incierta’, y no pregunto más. Me receta una pomada con corticoides, y me dice que me la de hasta que cese el picor una vez cada 24 horas. Cosa que he hecho. El picor ha durado más o menos 3 días, y decidí que con eso ya estaba bien de corticoides.

Como lo de ‘etiología incierta’ no me deja muy satisfecha, recurro a la fuente de todos los pacientes insatisfechos: internet. A pesar de lo peligroso que esto, pues puede uno encontrar de todo, y no todo muy científico ni muy verificable. Googleo ‘dishidrosis’, y en la primera entrada, me encuentro con esto:

CAUSAS

Desconocidas, aunque parecen estar relacionadas con períodos de ansiedad, estrés y frustración en las personas que no exteriorizan sus emociones.
Las personas con dishidrosis tienen dificultades para relajarse, aún fuera de los períodos problemáticos
.
Este problema no está provocado por la retención del sudor, como se creyó en su momento, creencia que le dió el nombre.

SÍNTOMAS

Pequeñas ampollas con las siguientes características:
Las ampollas son muy pequeñas (1mm o menos de diámetro).
Aparecen en las puntas de los dedos de las manos o pies, las palmas de las manos o las plantas de los pies.
Las ampollas son opacas y se nivelas con la piel o son ligeramente prominentes.
No se rompen fácilmente.
En ciertos casos se juntan para formar una ampolla grande.
Las ampollas pueden picar, doler o no producir ningún síntoma.
Empeoran al contacto con el jabón, el agua o substancias irritantes.

FACTORES DE RIESGO

Sexo femenino.
Estrés e interiorización de frustraciones o enfados.
Personalidades obsesivo-compulsivas.(…)

En Salud y Medicina encontré esto: “ La dishidrosis es una afección cutánea poco común, derivada del estrés, que afecta principalmente a mujeres de entre 20 y 50 años. Pese a que la Medicina no tiene una explicación concreta del mecanismo que la desencadena, una y otra vez se ha encontrado su estrecha relación con períodos de ansiedad o frustración al no poder exteriorizar las emociones. (…) Hasta hace unas décadas los dermatólogos (especialistas médicos en la salud de la piel) pensaron erróneamente que el problema era provocado por la retención de sudor, tanto así que su nombre, derivado de la palabra “hidrosis”, refiere a la secreción de agua por la piel. Ahora se sabe que su origen es emocional, y que debe recibir tratamiento encaminado a atender las molestias que genera y a que el paciente controle mejor sus estados de ansiedad.”

También se especula con que tenga una causa orgánica, como he leído en otros sitios, y así efectivamente puede que aparezca como una especie de reacción ‘alérgica’ a algunas sustancias y no tenga nada que ver con el estrés ni nada parecido.

En mi caso, me dí de bruces: casaba todo. No puedo explicar mucho más, porque este blog no es lo suficientemente anónimo, pero estoy HASTA LOS HUEVOS.  Y principalmente, hasta los huevos de CALLARME. De TRAGAR. De tragarme mi propio veneno (ya sabéis, de cuando una víbora se muerde la lengua, es lo que le pasa, que se envenena). Y ayer me hizo gracia darme cuenta de que este es un mal que debe ser muy, muy frecuente entre las típicas “chicas buenas”. A unos les da por las úlceras de estómago; a mi, hasta que tenga noticias de si tengo alguna también o no, me ha dado por la dishidrosis. Jatetú.

De repente, fantaseaba con no ser una “chica buena”. Porque, probablemente, en el fondo, tampoco lo sea. Buena, quiero decir. A lo mejor las niñas buenas sólo son una pandilla de frustradas que aprendieron que, callando lo que les molestaba POR NO MOLESTAR A OTROS, agradaban a todo el mundo (cómo no!). Las arpías deben tener mucha mejor salud, y a lo que se ve, no duermen mucho peor, tampoco. Así que me he encontrado deseando secretamente convertirme en la segura arpía que llevo dentro. Por motivos de salud, estrictamente.

Y reflexionar sobre la dishidrosis tan cercano a la hiperemesis me hizo pensar… cómo a la primera se le niega ‘oficialmente’ (“no sabemos”) un componente emocional, y a la segunda, se le niega uno orgánico (“el problema es tu actitud”). Qué curiosa, la medicina…

Si ya tenía razón el sumo saber popular de las puertas de los aseos de los tugurios: LAS CHICAS BUENAS VAN AL CIELO, Y LAS MALAS VAN A TODAS PARTES. Ser una chica buena es supina mierda. Porque, de cualquier forma, por mucho que una intente ser lo mejor que sabe ser, siempre va a haber quien te tire por tierra. Pues entonces igual va a ser mejor que hablen con causa!

No me enrollo más, esto es un puto testamento ya. Pero, si creéis que estáis en riesgo, no os ‘dishidroseis’!!!! Seguro que no merece la pena.

17 comentarios:

  1. deja de ser tan "buena " entonces :) que tampooco tiene sentido (yo no es que sea tan buena y me va bien )
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja ¡Perdona que me ría! jajajaja.

    Yo estoy segura de que las malas de verdad no tienen problemas de ansiedad ni historias de esas que he tenido yo. Ni problemas para dormir, ni problemas de conciencia ni na de ná. Va a ser cuestión de cambiar el chip, ¿no te parece?.

    ResponderEliminar
  3. Jejeje... creo que yo también he padecido de eso en alguna ocasión, y he creído que eran hongos. Por supuesto, tampoco he ido al médico.

    ¿Te muerdes las uñas? ¿Te has revisado la vesícula? Son dos síntomas también de agresividad reprimida.

    Muchas enfermedades están relacionadas con la agresividad reprimida (y también con la sexualidad reprimida) dado que son tabúes sociales. Enseñamos a los niños desde pequeños que enfadarse está mal, que no pueden llorar, que no pueden protestar... y así vamos acumulando malestar y agresividad reprimidos que se convierten en enfermedades.

    Otro gran grupo de enfermedades están relacionadas con la socialización, con la falta de afecto, con problemas en las relaciones... la otra gran epidemia humana.

    Bueno, nada, sólo decirte que aquí me tienes, si te hace falta desahogo, jejeje...

    Un abrazote y que te mejores!!!

    ResponderEliminar
  4. Mi blog PAMPOCO es COMPLETAMENTE ánonimo, por lo que me pasa como a ti y no puedo decir lo que no es políticamente correcto, por ello... TENTIENDO TANTO!

    Lo mío fue una úlcera sangrante más grande que la gran manzana... ahora me tomo la vida con filosofía ZEN, que me dan por c*l* igual pero al menos no me fastidia tanto, y por ende la úlcera no se resiente.

    ANIMO, que por lo menos ya sabes donde esta el problema; aunque también sabes que no le puedes poner remedio... ¿o no?.

    Como ha dicho Ileana, tienes nuestro apoyo y nuestro hombro.

    ResponderEliminar
  5. La medicina occidental se queda corta cortisima para muchas cosas, y 'casualmente' muchas tienen que ver con la mujer y/o las emociones. Pero tu eres lo suficientemente inteligente para seguir tirando del hilo y ver a donde te lleva.
    Tu anterior post de la hiperemesis gravidica me dejo alucinada, estuve todo el domingo acordandome y se lo expliqué a mi marido y todo... qué mal lo debiste pasar, mal es poco. Pero creo que es genial que lo quieras contar
    Besicos

    ResponderEliminar
  6. Pues si te cuento mis episodios de colon irritable por las mismas causas que expones. Mecagüenlamaaaaaaaar!!! Esto último no me ha quedado muy fino, pero es lo que hay. Pero como no hay mal que por bien no venga: por ser a si de boba, de vez en cuando pierdo unos gramillos que me dejan el vientre liso, liso, oyeee!
    Saludos y feliz verano!

    ResponderEliminar
  7. Ja, ja, ja. Pues nada, si ser mala es bueno para la salud, pongámonos a ello todas!

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Chicas, mil gracias a todas, y perdonad mi tardanza, joer, no hago más que disculparme todos los días, pero es que siento mucho no "estar" aquí como me gustaría...

    Pues sí, en gran parte es cuestión de cambiar el chip, y cuestionar el concepto de "bueno". Las niñas "buenas" se saben comportar, se están quietecitas en una reunión de adultos, no interrumpen cuando hablan los mayores ni aunque tengan algo curioso/inteligente/acertado que decir, obedecen sin rechistar y no son "contestonas" ¿a que sí? Ni deseeis, ni
    'adiestréis' vuestras hijas (bueno, ni a los chicos tampoco) para que sean así. Al principio de la vida uno se cree que esa
    es su verdadera personalidad, porque todo el mundo le aplaude, y felicitan a tus padres por la "niña tan buena" que tienen, pero con el pasar de los años, te cuestionas si eras así
    porque eras así, o porque te molaba que a la gente le molaras.

    Porque en tu vida adulta te va a hacer falta sinceridad en tus relaciones, autoridad para contestar a muchas cosas, y para defenderte, y si nunca te das cuenta de quien eres verdaderamente, puedes perderte en tu "papel" para siempre.

    Generalmente, yo ya no me callo ni debajo del agua. Lo que no me gusta, lo digo, intentando no herir a nadie. Pero hay situaciones que siguen siendo más grandes que uno mismo, y donde uno no se siente con la misma libertad de ser uno mismo. Seguro que sin decirlo, todas podeis adivinar alguna situación, algún lugar, alguna/s persona/s... pero gracias a una gran amiga, me he dado cuenta de algo que olvidaba... QUE LAS ÚNICAS PERSONAS, SITUACIONES, LUGARES... QUE VERDADERAMENTE HAS DE TENER EN CUENTA SON EN AQUELLAS EN LAS QUE ERES APRECIADO, QUERIDO, RESPETADO. Donde a uno no lo quieren, no merece la pena hacer ningún esfuerzo.

    Sí, Ile, claro que me muerdo las uñas. Tuve un buen momento hace unos años en que conseguí dejarlo, y tenía unas uñas muy bonitas. Hoy las tengo destrozadas otra vez. De la vesícula no tengo noticias (pero conozco quién sí, y cuadra todo), creo que a mi me ha dado por la piel. Como castigo :) para que no pueda esconder todo lo que quiero esconder.

    Leia... ahhhhhhh, las úlceras. Jolín, y sangrante además...espero que te estés cuidando mucho, sobre todo, eso, en cuanto al ZEN (nota: aplicarme consejito a mi misma :)) Sí, se dónde está el problema, la cosa es que no sé muy bien aún cómo atajarla, pero bueno, sé que pronto hallaré la solución.

    Pero sí,como tú dices, Esther, ser 'consciente' es muy gratificante, porque al menos uno mismo sabe las causas, y no pierde el tiempo con medicamentos ni potingues (al menos, por esta dolencia mia, que no los necesita. O no a mi nivel)

    Ufff, Anna, colon irritable... si es que estamos dibujando el álbum perfecto... ay, lo del vientre plano estupendo, pero seguro que hay maneras mejores!!! jajajaja

    Pues sí, Laky, a ser "malas". Nuevo concepto a cuestionar, ¿quién es malo? para mí, el que infringe dolor a otra persona gratuitamente. Pero una persona que decide ir contra lo que los demás han aceptado como bueno, no tiene por qué ser mala. No estoy hablando de matar, ni de robar, ni de violar o maltratar. Sino sencillamente, de ir contracorriente. De atreverse a expresar las emociones, sean cuales sean. De atreverse a expresar la opinión, sin ánimo de ofender pero aún cuando alguien pueda sentirse ofendido (esto va a ocurrir SIEMPRE). Ahora que estoy empezando la tarea de educar a alguien, todas estas cosas afloran en mi mente atropelladas, sin descanso. Y ya tengo claro que no, no quiero que Mateo sea un "niño bueno". Por fortuna, él ya da muestras suficientes de que tampoco me va a permitir que lo adiestre, a Dios gracias.

    De nuevo, un millón de gracias a todas!!!

    ResponderEliminar
  10. En mi blog hay un premio para ti!!

    ResponderEliminar
  11. a ser "mala" Caro :)
    cómo me gusta este trozo "De repente, fantaseaba con no ser una “chica buena”. Porque, probablemente, en el fondo, tampoco lo sea. Buena, quiero decir. A lo mejor las niñas buenas sólo son una pandilla de frustradas que aprendieron que, callando lo que les molestaba POR NO MOLESTAR A OTROS, agradaban a todo el mundo (cómo no!). Las arpías deben tener mucha mejor salud, y a lo que se ve, no duermen mucho peor, tampoco. Así que me he encontrado deseando secretamente convertirme en la segura arpía que llevo dentro. Por motivos de salud, estrictamente."

    Ahora en serio, yo creo que igual no hace falta ser "mala" pero sí que es muy muy importante no supeditarte a los demás si haciéndolo te estás machacando a ti misma.
    Ahora a sanarte, vaaa que tu puedes!! con esa fuerza que desprende lo que escribes estoy absolutamente convencida que tu puedes :)

    ResponderEliminar
  12. Hola Caro, es la primera vez que entro en tu blog! Claro, los sentimientos no hay que reprimirlos mientras no se daña a nadie, es bueno hablar de como nos sentimos, con naturalidad, de lo bueno y lo malo, muy liberador! Y claro que se psomatiza, tooooodo se psomatiza! los bebés se ponen malitos, los niños y los adultos! te invito a que cotilles el mío!

    http://losojitosquebrillan.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  13. Conexión tras conexión, tenemos que hablar... largo y tendido.
    Yo también sufro mucho "entrenando" a Julia, sobre todo cuando veo que surge efecto, pero es que muchas veces se me "escapa"... ¡Que conflictos en mi cabeza! Además últimamente tengo ciertos problemas personales-laborales no por ser "la niña buena" sino simplemente por ser la "más gilipollas" o así me siento.
    Quizás es peor no somatizar... se me queda todo en la perola.
    Aunque ahora que lo pienso, me ha salido una dermatitis seborreica en una aleta de mi "discreta" nariz que no se me quita ni con los corticoides recetados. Me dijo la médica que podría ser por una bajada de defensas... y ya sabemos de que pueden ser.

    ResponderEliminar
  14. Hola!. Yo también sufro dishidrosis desde que tenía aproximadamente 14 años. Ahora tengo 43. He consultado con muchos médicos, dermatólogos y alergistas. El último que consulté, después de un año de intentar hasta lo imposible, me dijo: "ya no sé qué hacer con vos...". Y no volví a su consultorio nunca más.

    ResponderEliminar
  15. Ahhhhh estoy justo ahora mismo sufriendo de todo esto mismo....

    ResponderEliminar