miércoles, 27 de julio de 2011

Saliendo del armario: sí, mi hijo aún duerme con nosotros :) ¿Pasa algo?

Señores de Nestlé: son ustedes tan memos como los de Dodot.

Venga esta entrada a raíz de un vídeo con el que me topé recientemente. Estaba viendo uno precioso de un cuento infantil actual bastante conocido, y vi este otro de Nestlé en una esquinita. Y me picó la curiosidad, espoleada por mi prejuicio, he de confesar: ‘me apuesto un millón de dólares a mi misma a que me encuentro un montón de consejos tan gilipollas como los que hay en la página de Dodot’. Y efectivamente, ahora soy millonaria.

El video en cuestión lo podéis ver clicando aquí:http://www.youtube.com/user/NestleTVBebe?v=L5aDlrMSbZY&feature=pyv&ad=7813191417&kw=sue%C3%B1o%20ni%C3%B1os

Me permitió hacer clic inmediatamente al ‘No me gusta’, pero “curiosamente” no han dado paso –después de casi una semana- al comentario que les dejé (para el cual era necesaria ‘aprobación’). Puedo prometer y prometo que no tenía insultos ni improperios. Era una simple opinión EN CONTRA.  Pero a Nestlé, al parecer, no le interesa.

María, en Reeducando a Mamá, desmenuza el vídeo pormenorizadamente aquí (os animo a leerlo, especialmente si os da perezona ver el vídeo –que aunque sólo dura 6 minutos, pues cuesta, la verdad-)

Mi primera reacción tras ver el vídeo, fue pensar ‘Pero… y estos de Nestlé, no se dedican a la alimentación infantil? QUÉ C*** SABEN ELLOS DE SUEÑO!?!?’. Y a la vista está que, saber saber, lo que se dice saber, no tienen ni putísima idea. De alimentación, sólo saben ‘de la suya’, porque lo de lactancia materna, lo llevan fatal. Y de humanidad, menos todavía.

Yo dormía a mi hijo al pecho todo el tiempo que pude mientras duró. A veces ‘lo despertaba’ al pecho, porque eran ya las pocas ocasiones en que no lo rechazaba. Cuando ya no hubo más teta, le dormíamos en brazos, y le acostábamos en nuestra cama, y meses después en la sidecar. Hasta el año, se despertaba para hacer hasta 3 y 4 tomas nocturnas (y tomaba biberón y cereales. Que me dieron ganas de hacerle una camiseta que pusiera ‘Sí, yo tomo biberón  Y NO DUERMO SEGUIDITO TODA LA NOCHE’ (como creen tant@s ingenu@s). Y así hemos seguido haciendo hasta hace cuatro días, que ya se duerme tumbado con uno de nosotros al lado. En nuestra cama-ampliada. Y lejos de caer en los peligros de los malos hábitos de sueño, los terrores nocturnos, el insomnio infantil y todos esos fantasmas de los que hablan Estivill y Nestlé, mi hijo duerme 10 horas seguidas de noche, y casi dos horas de siesta por las tardes. Desde antes de cumplir los dos años. Sin miedos, sin terrores, sin llamar de noche para pedir ni agua, ni bibe, ni mamá, ni papá. Si se le cae el chupe, lo busca y se lo pone. Si quiere papá o mamá, sólo tiene que estirar la mano y nos toca. A veces nos coge de la oreja del que le pille más cerca esa noche (costumbre suya desde el principio de los tiempos) y se duerme otra vez.

Cuando yo estaba embarazada, ya sabíamos que dormiríamos con nuestro hijo. Al menos en la misma habitación. Entonces no teníamos una idea clara de hasta cuándo, y seguimos sin tenerla. Han pasado 27 meses. Hace unas semanas, viendo el estirón que ha pegado Mateo, me dio por pensar que la sidecar se le va a quedar pequeña en breve, porque tiene 1,20 de largo. Y pensé ¿y entonces qué? ¿Le mandamos a la otra habitación? Una habitación que indistintamente llamamos ‘de Mateo’, o ‘de invitados’, ‘de tus padres’, o ‘de Julia’, cuando estas personas vienen a visitarnos. Porque no está acondicionada para Mateo.  Nunca preparamos una habitación para el bebé, porque no la necesitábamos, y seguimos sin necesitarla. Desde allá por los 18 meses, un poco antes de mudarnos aquí, Mateo ya dormía prácticamente toda la noche de un tirón (de 12 a 10, más o menos), excepto algún desvelo ya ocasional, o las pocas veces que ha estado molesto con la garganta o los mocos. Él duerme bien, y nosotros también. Yo quiero creer que a él le gusta, y que duerme muy tranquilo sabiendo que estamos todos juntos. Y nosotros también. Me gusta seguir oyéndole respirar, y me gusta la tranquilidad de tenerlo cerquita las pocas veces que se ha puesto malito. Me gusta despertarme y dejarle allí tranquilo por las mañanas, y me gusta despertarme los domingos más pachorramente y poder darnos mimitos los tres un rato hasta que nos apetezca levantarnos.

IMG_3837 
 
Esta es nuestra habitación. Bueno, ahora hemos ‘rediseñado’ y la cuna está al otro lado de la cama, más cómodo y espacioso.

Claro, todo no  es perfecto en el mundo del dormir juntos. ¿Lo es en el de las parejas? Pues en el de las familias tampoco.  Mateo es ‘expansivo’, y tiene algunos ‘momentos tatami’ durante los que nos comemos alguna patada o codazo xD  pero eso y peores cosas hacemos los mayores, como roncar, y no es razón para echar a dormir al otro a otra habitación, verdad? si no, una buena cantidad de parejas dormirían en habitaciones separadas y ahí siguen, aguantando mecha. Que digo yo que será por amor, no??? :) Bueno, para mi lo de roncar sí sería un grave problema, soy absolutamente incapaz de dormirme si oigo roncar, y me pongo histérica. Si mi marido o mi hijo roncaran, optaría por irme yo de la habitación. Mateo y mi marido son lirones que no se despiertan fácilmente. Y si fuera yo la que roncara y les molestara a ellos, igual me iría yo. Bueno, primero intentaría solucionar el problema (roncar), y si no tuviera solución, me iría.

Y no, no creo en el poder del aprendizaje mediante el sufrimiento, y la frustracion y todo ese rollo. Como madre, si mi hijo llora por la noche, y especialmente cuando era más pequeñito, yo no tengo lo que se 'supone que hay que tener' para hacer oídos sordos, y dejarle llorar, lejos de mi. Quizá mi marido sea muy raro, porque él no es mujer, ni madre, y tampoco puede. No me creo a los expertos que dicen que eso es 'por su bien'. No seamos cínicos: eso no es 'por su bien'. Eso es por 'nuestro bien'. Porque nos dejen dormir tranquilos. Para que aprendan A NO NECESITARNOS, y podamos descansar como cuando ellos no estaban. Pero estoy segura de que, cuando llegue su momento, mi hijo se dormirá solo sin ningún tipo de problema. Igual que los niños que han 'sufrido' ese entrenamiento, pero sin haber pasado por esos cuajos, y la pena y la insensatez de no poder contar con sus padres por las noches.

En otro orden de cosas, siento contrariar a aquellos que opinan que esto de dormir con los hijos acaba con ‘la Vida Matrimonial’ :)))))) supongo que eso depende más del tipo de matrimonio del que estemos hablando. De hecho, sin entrar en detalles, mi Vida Matrimonial es mucho mejor ahora que antes de tener a mi hijo. Reducir la Vida Matrimonial a UNA habitación y a UNA cama, y a  LA NOCHE para mi es ser muy ‘limitado’ :) y ya poniéndonos más francos, hay que sopesar bien, cuanto tiempo pasamos follando, y cuánto tiempo pasamos durmiendo. Como en nuestro caso (imagino que tristemente para la opinión de algunos), pasamos MUCHO más tiempo durmiendo que follando, lo importante es nuestra casa es DORMIR :) todos, y lo más a gusto posible, adultos y pequeños. Rigiéndonos por la sencilla ley de que, si a los adultos nos da tanto gustito dormir acompañados de las personas a las que queremos, ¿por qué habría esto de ser distinto en los niños?

Y en una nota más seria, recomiendo ya de paso la lectura de ‘La represión del deseo materno’, o ‘El Asalto al Hades’, de Casilda Rodrigáñez, para ahondar en los motivos de separar a los hijos de los padres (y especialmente de la madre) a la hora de dormir ( además de a otras horas). El tema es muy muy serio, y sus implicaciones, profundas. No diré más, porque Casilda Rodrigáñez merece posts enteros, e incluso blogs enteros…

Total, que no sé durante cuánto tiempo más dormiremos con Mateo. El que le apetezca, imagino. De momento, hemos comprado una supletoria de 80, para cuando no quepa en la cuna, y que colocaremos en su lugar. Y dentro de algún tiempo, personalizaremos un poco más esa otra habitación, y empezaremos por dormir alguna siesta allí y tal. Y un día, se querrá dormir solo allí, en SU habitación. Lo mismo que él dejó de dormir en la cama grande para dormir en la sidecar. Lo mismo que ahora cuando salimos a cenar o a dar una vuelta, ve niños y aunque no los conozca de nada, se aleja de nosotros sin miedo alguno para ir a jugar con ellos,.... pues así, cuando esté preparado para dormir solo y le apetezca hacerlo, lo hará. Y no habrá nada que pueda detenerlo :) ni siquiera unos padres que lo echen de menos. Y si llega un hermano, pues haremos campamento en la habi. Ya está todo calculado :) si el nuevo fuera muy lloroncete y no le dejara dormir, pues nos repartiríamos hasta amoldarnos lo mejor posible a la nueva situación. Sin dramas. Y santas pascuas :)

Joer, qué difícil es esto de dormir! jajajjajjajajajaja no sé que haríamos sin los consejos del canal Nestlé TV prrrrrrr (pedorreta, por si no se entiende)

30 comentarios:

  1. Ea, más claro, imposible.
    Y como les digas esas cosas a los de nestle, ya no te van a traer cosas los reyes, te lo digo desde el cariño, jajaja @_^

    ResponderEliminar
  2. No podía estar más de acuerdo contigo y sentirme más identificada. Nosotros siempre supimos que dormiria con nosotros en la misma habitacion, aunque le compramos su cuna. Pero cuando llegamos a casa del hospital lo metimos en la cama con nosotro sproque hacía mucho frio y supimos que nunca más saldría. Tenemos la cama y la cuna cmo vosotros y hace cosa de un par de meses que él solito decidió que quería dormir en su cuna, pero sabe que si de noche quiere tomar pecho o simplemente nos necesita solo tiene que venirse con nosotros, lo hace muchas noches...
    Los de Nestlé, como siempre, a su bola....como dices tu, que idea tendran ellos de sueño infaltil.....así que pasando mucho, que por desgracia no son los únicos que promueven eso...he visto el video y me he indignado tanto que mi marido ha venido a preguntarme qué pasaba...jejeje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. De acuerdísimo contigo!! Nosotros también dormimos juntitos, con la cuna sidecar y tan a gusto!! Qué van a saber los de nestlé de dormir?? Pos ná!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. AAAYYYYY CARO!!!!! Ya con el título se me ha puesto la sonrisa en la cara y con la primera frase me ha salido la carcajada hasta por las orejas!!!!!!!! Genial, reina... te pongo un enlace en mi blog desde mi artículo para que los primerizos que aterricen allí no se pierdan esto!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Donde de verdad duerme Mateo plácidamente es en brazos de su tío (cuando tiene ocasión de dormirle)... :-P

    ResponderEliminar
  6. Como madre que ha colechado con sus dos hijas y que como familia que han dormido los cuatro en la misma cama varias temporadas, he de decirte que me ha encantado tu reflexión.

    ¡Por supuesto que llega el día en que los niños se van a su cama, se duermen solos, quieren su espacio, su intimidad...! Puedo confirmar este dato.

    El colecho es beneficioso y maravilloso siempre que todas las partes implicadas estén de acuerdo...y obviando las críticas de abuelas, cuñadas, primas, vecinas, pediatras o fabricantes de pañales o leche...porque ellos no son los que están dentro de esa cama y no son quienes para decidir...¡Que hagan lo que les dé la gana en sus respectivos lechos!

    Estoy de acuerdo en que es de tener una sexualidad muy limitada pensar que la vida íntima de una pareja se acaba cuando el niño duerme con los padres. ¡Pues anda que no hay habitaciones y momentos del día! A ver, señores, señoras, un poco de imaginación...como cuando éramos más jóvenes y un coche, una playa, un baño o cualquier rinconcito eran buenos, divertidos e interesantes ;-)

    Además, en la mayoría de casas hay más de una habitación, así que qué más da enviar al niño a una habitación para tener nosotros relaciones sexuales en la nuestra, que dejarlo dormido plácidamente en la nuestra e irnos nosotros a cualquier cama (o sitio cómodo) que pueda haber en nuestra casa.

    Sexo aparte, dormir con los hijos puede ser muy cómodo en caso de niños que se despiertan mucho o que necesitan estar cerquita de los papás para conciliar el sueño, alimentarse y sentirse seguros...

    ...y por supuesto para aquellos padres que dormimos plácidamente abrazados a nuestros hijos...

    ResponderEliminar
  7. jajajjajajajaaja buenísimo Caro!!!!
    esto... y dices tu, que qué sabran los de Nestle?? pues agarrate... que dirías que saben los de Coca cola del sueño?? pues resulta que tienen una serie entera de libros sobre el sueño... a cargo de quien??? sorpresa!!! el super señor ese Esti... si, ese.. flipalo... casi me da un patús... hasta fotos le hice al p.. libro...
    en fins....

    ResponderEliminar
  8. totalmente de acuerdo,mi hija de 4 años durmio con nosotros hasta hace 2 meses que nacio su hermano,y ELLA decidio irse a dormir a su habitacion,pero si llama a su papa a media noche el va sin problemas,y si quiere dormir conmigo se viene y ya me las ingenio yo para tenerla alli y a su hermano tambien,y a quien no le guste o lo vea inapropiado pues que hago lo que quiera que es lo que hago yo.cuando me quede embarazada hubo quien me pregunto como era posible teniendo a la peque al lado y mi contestacion fue la misma que la tuya,me voy a dormir con mis niños al lado,uy que agustito

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuerdo a media contigo, lo siento.

    Creo que "zapatero a tus zapatos" vease que los de Nestlé a hablar de leche de f´´ormula (porque de las bondades de la LM no hablarán por incompatibilidad con su producto, les entiendo).

    El colecho me parece estupendo, taan estupendo que nosotros con PequeñoJedi hemos comenzado a "colechar las siestas" y reconozco que es fántastico, también decirte que sigo sin atreverme a meter a PequeñoJedi con Obi-Wan en la misma cama...
    En lo que no estoy de acuerdo es en eso de que los niños de teta NO duermen la noche entera... para muestra mi hijo que desde el mes duerme desde las 8 hasta las 6.30 como mínimo, aunque hay días que aguanta hasta las 9.

    Menudo rollo te he metido... un besazo desde Endor!

    ResponderEliminar
  10. Ay, Caro, con lo pequeño que es... ¿cómo no iba a ser así? ;-)

    Os dejo a ti y a tus lector@s el enlace a una ponencia científica que explica y actualiza todo lo que hay que saber sobre el colecho:

    "La criatura que duerme sola es una novedad histórica"

    Muy bueno tu post, como siempre!

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado, ja, ja. Más claro agua.

    Nosotros tampoco preparamos habitación para la nena,que ahora tiene diez meses y medio. Cuando ella decida iremos juntos a mirar habitaciones.

    Tu los has dicho, todos esos métodos conductistas son para nuestro bienestar (mejor dicho, para el de otros, porque yo lo pasaría fatal estando separada de mi nena y más si está sufriendo), para que no nos molesten, qué triste. Pero lo que hace Nestle y Dodot,y de paso Estivill, no es para ayudarnos ni a nosotros ni a nuestros hijos, sino para enriquecerse a nuestra costa y el sufrimiento de los pequeños. No se como no se les cae la cara de vergüenza.

    ResponderEliminar
  12. Pues yo llevo cinco años y medio durmiendo con alguno de mis hijos y tan agusto, oiga. De hecho cuando tengo que viajar y duermo solo, fatal.

    Ahora mismo la configuración es Hugo + papá y el resto... bueno, digamos que es "variable". Las dos chicas tienen literas nuevas y después de unos días Luz ha decidido que le "gusta demasiado dormir con alguien". Clara está encantada con su cama nueva para ella solita... así que vamos probando.

    Yo también he salido del armario como Caro y lo cuento abiertamente. La verdad es que mis compañeros se parten y es un tema recurrente a la hora del café: ¿cómo habéis dormido esta noche?

    Cuando sean grandes lo echaré de menos, así que a disfrutarlo ahora.

    ResponderEliminar
  13. ¡Estupendo post Carolina!
    Nosotros dormimos con nuestra hija Adriana desde que nació, al principio entre los dos, ahora en su cunita pegada a mi lado (sigue tomando teta tres o cuatro veces por noche). En noviembre cumplirá tres años y todavía no tenemos ningún cuarto preparado. Ella dice que cuando sea mayor dormirá en otro cuarto, pero que todavía no, así que ¡¡para qué plantearnos cualquier otra cosa!! ;)
    Un beso,
    Elena

    ResponderEliminar
  14. Segundo artículo o comentario que leo hoy sobre el sueño y nunca más a propósito, hace unos días tuvimos una discusión con parte de mi familia por este tema. Mi niña tiene 21 meses y duerme con nosotros. Hace bastante quitamos la cuna (creo que más de un año) y plantamos una cama en medio de la de papá y mamá. Desde que nos casamos y por comodidad al dormir cada uno tenía su cama y ahora tenemos 3. Mi niña se duerme en su teta y va por rachas, pero esto de dormir como dice Rosa Jové es cuestión de aprendizaje y está en ello, ya se desvela, se da la vuelta y sigue durmiento. Cuando se despierta y tiene sed o quiere teta se acerca a mamá, pero cuando sólo quiere seguir durmiendo se va con su papi (que es el experto). Estoy embarazada de 11 semanas y ya estamos midiendo, ya que quitando la mesilla, nos cabe una cuna justa a continuación de las 3 camas, por lo que nosotros también parece que acamparemos en la habitación.

    ResponderEliminar
  15. Viva el Colecho!!!!!!!!! Miguel tiene 29 meses y lo seguimos practicando!! y ahora es él que me pide que le pnga en su cuna, que está pegadita a la cama, jeje y yo le digo, no quieres con la mami en la cama?...así que como tu bien dices, un día de estos me dirá de ir a "su" habitación, que tampoco está acondicionada y tocará acondicionarla deprisa y corriendo y yo le voy a hechar mucho, mucho de menos...;)

    ResponderEliminar
  16. Ni defiendo ni critico el colecho. Para mí, una maternidad ideal es aquella en el que tanto el bebé como la mamá son felices, punto.
    Mi peque nunca ha querido dormir en nuestra cama. Tiene un sueño ligero y cada mínimo movimiento nuestro se despertaba.
    Durmió en nuestra habitación hasta los 7 meses, cuando notamos que dormía mucho mejor cuando no estabamos. Yo lo pasé fatal, la echaba de menos, pero ella empezó a dormir infinitamente mejor. Le di el pecho hasta que tuvo el año (realmente hasta que ella misma lo decidió porque a mí me encantaba y hubiera seguido indefinidamente) y hubiera sido más cómodo tenerla cerca, pero realmente vi que para ella era mejor estar en su habitación porque descansaba mejor. Duerme 12h del tirón, pero las pocas noches que se despierta por algo voy corriendisimo a cogerla en brazos, mimarla, y dormirla abrazándola y cantándole las canciones más dulces que conozco.
    ¿Me considerais mala madre porque no colecho?
    De verdad que me parece que la maternidad consiste en seguir a tu instinto, en cada momento, y de la forma que tu bebé va necesitando... nada dentro de eso está mejor ni peor. En estos blog a veces me siento criticada... es una pena... os sentís discriminadas y a la vez discriminais otras formas de crianza...

    ResponderEliminar
  17. Joer, lo verdaderamente bueno son vuestros comentarios, no el post!!!! :)))) lo habeis enriquecido pero bien, muchísimas gracias a todos por todas vuestras particulares opiniones y situaciones.

    Jajajajja, LaCaro, ay qué pena, quedarme sin los Reyes de Nestlé xDDD

    Gracitata, Reina: pues ya veo, más bien constato con otros casos que no somos nosotros, que esto ocurre así. Todos los niños antes o después buscan 'su espacio'. Bien sea dentro de la misma cama, dentro de la misma habitación y después en su propia habitación.

    Carol, ¿has visto? somos un montón de sidecaristas! xDDD y yo que pensaba que éramos 5 o 6.

    María, ya te lo dije: tu me dabas la palmas, y yo te seguía. Gracias por animarme!!

    TitoBenja, tío que te quieres echar todo el mérito! :)))) pero bueeeeno, vaaaale, en honor a la verdad hay que decir que lo que dices es cierto. Y durante todo este tiempo, has sido la única persona con la que Mateo ha querido dormirse además de con nosotros. Padrino power ;)

    Desirée, mil gracias por tu testimonio, que me ha encantado, y por esta precisión "El colecho es beneficioso y maravilloso siempre que todas las partes implicadas estén de acuerdo". Obviamente, hacer colecho forzado no tiene éxito. Y se nota. Los padres que duermen con sus hijos porque es la única forma de que se duerman, no porque ellos estén de acuerdo, lo llevan como una carga. Y eso a la larga no beneficia a nadie, ellos porque no lo disfrutan y porque sus hijos, a pesar de que se duerman, lo notan (que sus padres lo hacen a disgusto).

    Y con respecto a la Vida Matrimonial, veo que hablamos el mismo idioma, sin necesidad de muchas palabras jejeje

    Socmare, los de cocaloca????? me tienes que decir dónde lo has visto! :) osti tú qué fuerte: los que te inducen al insomnio con la cafeína, promocionan libros sobre sueño? pa mear y no echar gota xD

    Anónima1: lo de la preguntita de 'cómo concebísteis al 2º compartiendo cama/habitación con el 1º?' es un clasicazo. Yo ya me río y creo que la gente lo pregunta por morbo. O porque realmente no se imagina haciéndolo en ningún sitio que no sea la cama(grande) y a la hora de dormir...

    Hey, Leia! qué tal?? :) pero escucha, he dicho yo lo de que los niños de teta no duerman seguido toda la noche? lo que he dicho es que los de biberón, y sé que mi hijo no ha sido el único caso, no duermen de un tirón por el sólo hecho de tomar biberón, cuyo mito es que, como es más saciente, duermen más y mejor (razón por la cual no recomiendo a ningún primerizo que intente el cambio pensando que esa va a ser la solución a las noches en vela). Acerca de los de teta, no te sabría decir, teniendo en cuenta mi poca experiencia :( mientras que Mateo tomó los dos, teta y bibe, tuvo una etapa, desde los 15 días hasta los 3 meses + o - en que dormía 8 y 9 horas seguidas de noche. Yo lo flipaba. Lo achacaba a que como casi no dormía de día, pues por la noche, caía redondo. Pero a esas alturas, 3 meses, empezó a despertarse, unas 4 veces por noche, y así hasta que cumplió el año. Después oí/leí en algún sitio que aquel periodo de hasta los tres meses se da en algunos niños, independientemente de que sean de teta o de bibe, y le llaman 'LUNA DE MIEL'. Tras el cual muchos padres se desesperan porque de repente, el bebé dormilón deja de serlo y piensan que es porque algo va mal, o ellos han hecho algo mal. Y no, sencillamente es una etapa más en la evolución del sueño infantil.

    (continuo en el siguiente, que me dice que esto ya es muy tocho)

    ResponderEliminar
  18. Y yo cuando hablo de colecho, vaya, el término lo utilizo mal, porque yo entiendo colecho propiamente dicho (dormir en la misma cama) y dormir en la misma habitación, aunque no sea en la misma cama. De hecho, si no fuera así, yo no hago colecho, porque mi hijo no duerme exactamente en la cama grande (o al menos, ya no). Leia, yo no defiendo el colecho (dormir en la misma cama) como la única opción, porque efectivamente hay situaciones en las que no es adecuado, como si alguno de los padres, o los dos, son fumadores, adictos a otras sustancias nocivas, o muy obesos. Si se tiene miedo, pues tampoco, porque es una tontería: no vas a descansar. Yo defiendo compartir habitación con los bebés/niños (en la misma cama o no) durante el tiempo que ELLOS NOS NECESITEN para dormir. Si un bebé es super independiente y no necesita ni brazos ni compañía para dormirse, pues ole, ahí cada quien que se organice como mejor le parezca. Yo lo que estoy en contra es que se ponga a los críos en otra habitación, estén berreando cada dos por tres, y decidamos aplicarles 'el Método'. Empezar a pensar que son unos cabrones, que nos tienen cogida la sobaquera, y que les 'vamos a enseñar a dormir SOLOS, POR SU BIEN'.

    Con esto me salto el orden, y voy con lo que me dices tú, Anónima2. ¿Me preguntas A MI que si te considero MALA MADRE, por no colechar? Creo que o no te has leído el post, o este es el único post mío que has leído, o me confundes con algún otr@ bloguer@. Siento que te sientas discriminada, especialmente porque no creo haber hecho nada para discriminarte a tí personalmente. De hecho, lo que cuentas de tu experiencia me parece muy coherente. No hace falta que te lo diga yo, ni que te lo diga nadie más: si tú no duermes junto a tu hija, pero acudes cada vez que ella te llama ¿quién va considerarte mala madre??? te repito lo que le he dicho antes a Leia: a mi, personalmente (no sé en otros blogs, porque no los conozco todos) lo que no me gusta son los padres (los padres, no sólo las madres, que ellos también tienen que levantarse a atender a sus hijos) que PASAN de sus hijos por las noches (que curiosamente también pasan de ellos por el día..). Y compran esta 'moto' de Nestlé y del Estivill como la solución a sus problemas.

    Yo hice lo mismo que tú: llegó un momento, muy pronto, con unos 6-7 meses, que mi hijo no quería que le pusieramos en nuestra cama. Le posábamos, ya dormido, en el colchón, y se despertaba y lloraba. Le volvíamos a dormir, le poníamos en la sidecar, y allí se quedaba tan pancho. Nos extrañaba un montón, porque jolín, el colchón de la cuna no es malo, pero el nuestro es mejor, y sin embargo, un día dijo que no quería y ya. ¿Qué iba a hacer, amarrarlo, para ser una 'colechista pura'? Como no hago esto para que me den un diploma, pues no, hice lo que tú. Y no me siento 'discriminada' por otros padres que sí comparten la cama con sus hijos, ni creo que sea mala madre por no dormir en la misma cama que mi hijo. Cada niño tiene sus necesidades, y siempre que estén cubiertas, creo que podemos estar seguros de estar haciendo medianamente bien las cosas (sin seguridad, que esto va en el contrato). Es el día de hoy, que nos vamos a la cama y se va directamente a su cuna, y no quiere estar en la cama, aunque yo intente arrechucharle conmigo. Es como 'tía, este es mi espacio, qué pesada eres', y ya está. Lo suyo, como tú dices, es respetarles.

    Y con 'discrimináis otros tipos de crianza' no sé a quien te dirijes, si sólo a mi, o a quién más... pero bueno. Te vuelvo a hablar a título personal: yo sólo discrimino la crianza en la que SE PASA de los niños y se les considera ciudadanos de 2ª clase. Y me cuentas poco, pero por lo que me cuentas, no parece que ese sea tu tipo de crianza. Así que te animo a 'conocerme' más si te apetece, porque eres y serás muy bienvenida. Como he dicho en facebook, cuantos más, mejor, y más sabios.

    ResponderEliminar
  19. Ile, mil gracias por dejar aquí el enlace, es un artículo chapeau, super completo :))))

    Carol: no se les cae la cara de vergüenza, porque para eso, primero hay que conocer la vergüenza...

    SergioRuiz: mil gracias por el primer testimonio de orgulloso padre colechador! algunos más (todos los nuestros) lo hacen, pero estoy segura de que no todos hablan de ello tan abierta y distendidamente (jejeje mi marido también lo ha hecho recientemente, en el trabajo, a raiz del libro, y me he reído un montón cuando me lo ha contado). Está genial porque, como toda salida de armario, lo que pretende es NORMALIZAR un hecho. En este caso, que para algunas personas, es un placer dormir con nuestros hijos. Cuando se quiere normalizar un hecho, no creo que se pretenda querer quedar por encima de nadie, ni que se nos de un premio, ni que lo hacemos mejor que nadie... normalizar es que la gente lo vea normal.

    Elena, Reina, estamos en la misma situación y en la misma onda! ;)

    Manmen, gracias también por tu testimonio, ves? tres camas! a mucha gente ya incluso les parece un escándalo no dormir en cama de matrimonio, así que fíjate :) me parece una solución estupenda la de las tres camas, claro. Y totalmente de acuerdo con lo que dices que has oído a Rosa Jové :) yo aún recuerdo una cosa que dijo en la charla que la conocí 'primero mamá, después con mamá, y después sin mamá (o 'yo solo', ya no me acuerdo)' (que también se puede aplicar al papá, claro, si no hay lactancia de por medio). Y qué razón tiene: nosotros ya hemos quemado casi todas las etapas. Enhorabuena por el nuevo bebé en camino (no puedo evitarlo: qué envidia!!), y feliz camping!!! :)))

    Muchisísimas gracias otra vez a tod@s, de verdad :)))))

    ResponderEliminar
  20. Estoy de acuerdo contigo, me ha gustado mucho el artículo. Estoy pensando en poner la cuna sidecar como en tu foto porque me da que esta situación de dormir juntos todavía va a durar mucho ;)

    ResponderEliminar
  21. Me ha encantado tu post porque aunquu ahora yo también he salido del armario, y soy una madre orgullosa, que colecha y ha dado teta hasta hace nada (mi niño va a cumplir 3 en breve)... hubo un tiempo en que pensaba que estaba sola en esto, que era una locura... Como bien has contestado a algunos comentarios, esto no es cuestión de buenas o malas madres (ese debate es ya muy, muy aburrido...), el tema es que cada uno se adapte a las necesidades de su familia, sin miedos y falsos mitos impuestos por estas normas inflexibles y atemorizadoras como las que imponen nuestros amigos de Nestlé...

    Pues eso... Nuestros niños son felices así y nosotros también... dónde está el problema? por qué tenemos que seguir todos las mismas normas? Y sobre todo Por qué imponarlas a base del miedo???

    GRacias

    Besos

    ResponderEliminar
  22. jejeje, son lo peorcito!!! que manía que tienen, tanto unos como otros, de meterse donde no les llaman. Y admás.. tenía que ser Netsle, para cubrirse un poco mas de caquita!!!

    En fin!!!

    Oye, un favorcillo!! he cambiado de dirección del blog, si puedes, cambiala en la columna de blogs que sigues para estar al día de mis actualizaciones, ok!!

    www.creciendocondavid.com

    Y aunque con mucho retraso... felicidades por el libro!! estoy leyendolo y es maravilloso!

    ResponderEliminar
  23. Caro entro para comentar 3 cosas:

    Me encanta esta entrada, veo en ella reflejada mi vida "colechil" junto a mis hijos y es curioso que a nadie le sorprenda que los adultos durmamos juntitos y sin embargo si que lo hagamos con nuestros hijos....quien es pequeño? quien puede tener miedo? quien siente mas inseguridad ante una habitacion vacia de noche? por que los adultos podemos domri abrazaditos al cuerpo calentito de nuestra pareja y nuestros hijos no tienen el mismo derecho a dormir abrazados y sentir el calor del cuerpo de sus padres?....prejucios.

    Te dejo mi entrada de la semana pasada precisamente sobre el fin (a medias por que está noche han vuelto a la cama familiar en mitad de la madrugada y con diferencia de dos minutos entre uno y otro)de nuestro colecho:http://demimaternidadyotrosdemonios.blogspot.com/2011/08/adios-colecho-adios.html

    Y aquí un premio que seguro ya te han dado,pero que me apetecia entregarte yo:http://demimaternidadyotrosdemonios.blogspot.com/2011/08/adios-colecho-adios.html

    Y para terminar: un abrazo!!

    ResponderEliminar
  24. Me ha encantado todo lo que dices y como lo dices! aunque no tengo hijos, y en principio es muy improbable que los tenga, simplemente soy un ser vivo, y eso basta para desear un mundo más humano y más cuerdo, empezando por los primeros pasos de las personas que vienen al mundo.

    Da una esperanza tremenda leer comentarios como el tuyo, o el de María "diseccionando" el vídeo (es buenísima, como tú!), y saber que entre las nuevas generaciones habrá afortunados como vuestros hijos/as, que serán personas seguras, luminosas para ellos mismos y para los demás, porque sus madres y sus padres han tenido la inteligencia de confiar en su propia intuición y sensibilidad, y se han atrevido a criar a sus hijos desde el amor y no desde la manipulación. ellos/as serán verdaderos Seres Humanos gracias a vosotros/as, y el mundo futuro, en gran parte, está en sus manos.

    O sea, que...Gracias!!

    ResponderEliminar
  25. Acabo de encontrar tu blog por casualidad!! Me encantó tu post; de momento es el único que he leído, pero si el resto es así, he encontrado otro espacio genial en internet. Totalmente de acuerdo con tus reflexiones!! Soy una madre a contra corriente (como yo digo) igual que tu. Mi peque tiene cinco años y duerme con nosotros todas las noches; si algún día no le apetece tiene su cama en nuestra misma habitación, y tan felices. Lo que yo digo es que el día de mañana podría arrepentirme de no haber dormido con él, pero nunca de haberlo hecho. Seguiré leyendote!! Un beso. Judit

    ResponderEliminar
  26. Casualidades de la vida me acordé el otro día de ti, de aquel powerpoint que me mandaste tan chulo anunciando tu boda y de cómo después de no contestarte yo habíamos perdido el contacto y me preguntaba qué sería de tu vida. Y casualidades de la vida he visto tu nombre en la publicación del libro de maternidad y al ver las fotos eras tú, copañera de clase de Salamanca, compañera. ¡Madre mía! Saludos desde Navarra, pues, que aunque hace años que no estamos en contacto me ha hecho muchísima ilusión ver que eres feliz con tu maternidad y que la vives a tu manera. Para acompañar esta entrada del blog te diré que mi hija mayor tiene tres años y hasta ahora duerme conmigo, todavía quiere la teti de su madre y nos acompaña una bolilla más en nuestra cama que ahora tiene tres meses y medio. Ella se ha cambiado de sitio porque "ya es mayor" a la cama grande conmigo y le dejamos a él en la cuna sidecar. Hasta hace unos meses tenía que quedarme en la cama con ella hasta que se durmiera , ahora poco a poco entiende que "mamá se va a hacer cosas y luego viene a dormir contigo". Y direis ¿dónde está el marido? Pues en mi caso lo hemos sacado de la habitación porque ronca de los de verdad y es imposible dormir con él. Mi experiencia está siendo bonita y complicada al mismo tiempo porque cuando empecé no tenía claras las cosas como ahora y he hecho muchas cosas mal influenciada por tanto bombardeo de información inútil sobre cómo criar a tus hijos o por lo que te dicen uno y otro y porque siendo tan indecisa como soy es difícil estar segura de que lo estás haciendo bien si todo el mundo te dice lo contrario. Ahora lo llevo mejor y animo a las madres que están empezando a como dice Carolina pensar en lo que es bueno para ellos y no en lo que es bueno para nosotras. Disfrutar de estos primeros años de nuestros hijos que son indescriptiblemente maravillosos. Nosotras como madres nos tenemos que aguantar si se despiertan una vez o se despiertan quinientas, si hay que cogerlos aupa tres minutos o tres horas, si tenemos que dejar nuestras aficiones un poco aparcadas porque ellos necesitan de nuestro tiempo....en fin cambiarìa esos verbos "aguantar", "dejar" por el de "vivir" cada momento con ellos como si fuera el último porque madre mía cómo pasa el tiempo...ni un segundo con ellos ha de vivirse como una renuncia a otras cosas.
    Cuídate Carolina

    ResponderEliminar
  27. Estoy completamente de acuerdo con todo lo que dices. Mi niño hará en Noviembre 5 añitos. Duerme con nosotros, y ahora ha empezado a mostrar interés por tener su camita, así que hemos empezado a montar su habitación. Cuando esté acabada, iremos, como tú comentas, a hacer ahí alguna siesta... ya él decidirá cuándo está preparado para dormir de noche. Aun duerme a la teta, aunque hay veces que lo hace sin ella, y aun se despierta alguna vez a la noche, tetea un rato, y vuelve a dormir. Todas nuestras noches han sido maravillosas, hemos dormido, descansado, no ha habido terrores... nada, solo sueños tranquilos. El colecho es lo más natural y maravilloso, me dan una pena tremenda los niños que no pueden disfrutar de ello.

    ResponderEliminar
  28. Buf, muchísimas gracias a todos por todas las aportaciones estos días... hemos estado de vacaciones la segunda quincena de agosto, y aunque en algunos lugares he tenido algún ratito con conexión a internet, no tenía el tiempo ni la cabeza para contestaros como me apetecía :))))

    (Bueno, la cabeza sigo sin tenerla... tengo la sensación de que mi cuerpo volvió de las vacaciones, pero la cabeza se quedó por ahi!)

    Mama de una bruja: me alegro si te sirvo de alguna inspiración jejeje porque por estilosa y glamurosa no soy yo un ejemplo, pero en práctica sí, a que sí?

    Begoña: no puedo añadir nada más a lo que has dicho, porque estoy 100% de acuerdo contigo. Lo del debate buenas/malas madres, pa quien lo compre. Yo paso mucho.

    Ay, Ana, si ya me di cuenta cuando lo cambiaste, pero como soy tan perruna para actualizar nada, aún no lo he hecho! como te leo por diversas fuentes comunes jejejeje pero ahora lo cambio :) me alegro mucho de que te esté gustando el libro.

    Myriam, muchísimas gracias, tanto por el comentario como por el premio. Siempre me excuso con lo mismo con lo de los premios, que no los llevo muy en cuenta porque siempre voy voladísima. Pero cada uno que me han otorgado, siempre mamis blogueras, me hacen una ilusión tremenda y siento un gran agradecimiento. También leí tu entrada antes de que me lo dijeras en el comentario :))) pero no tuve tiempo de contestarte antes de irme de vacas...

    Jesús: cuando leí tus palabras, me embargó una grandísima emoción. Puedo decir, sin temor a equivocarme, que creo que es una de las cosas más bonitas que me han dicho en mucho tiempo. Y para mi, que vengan de un hombre, y que aún no es papá, le dan aún un mayor significado. Las gracias te las doy yo a ti :)

    Judit, bienvenida! espero que hayas leido más cosas que te hayan gustado y que vengas para quedarte y enriquecer todo esto :)

    Querida Anónima, no imaginas la emociòn que me embargó cuando leí tu comentario al volver a casa. No me lo podía creer :))))))))) me has encontrado a través del libro, uf, si este proyecto ya era especial, imagínate ahora. Madre mía, mami de dos!!! enhorabuena mi niña!!!! se me agolpan todo tipo de pensamientos y preguntas, y lo único que me sale es decirte que por favor te pongas en contacto conmigo cuando quieras, mi dire es la que viene en el perfil del blog cgarcinuno@gmail.com. Cuantísimas veces me he acordado de ti y tu 'roncador' (jejejeje), y he pensado qué tal te iría, dónde estaríais... con mucha pena por haber perdido el contacto. Así que saber que estás bien, feliz con tu vida y tu maternidad, me ha llenado, en serio, de una alegría que no te puedes imaginar :))))))) escríbeme, porfi!!!!

    Noemí, yo espero que nuestro discurrir acabe siendo parecido al vuestro, así lo imagino :)))) y nuestro día a día, bueno, mejor dicho, noche a noche, desde que se acabaron los desvelos y las tomas nocturnas, son eso, como tú describes: los tres durmiendo bien, descansando, sin terrores, sin llamadas cada dos por tres... a mi me da pena que haya niños que no puedan disfrutarlo, y también me dan pena los adultos que no se atreven a intentarlo por miedo a sus prejuicios (y a los ajenos). Yo sigo diciendo que el momento más placentero del día es acostarme y coger la mano de mi marido por un lado, y la de mi hijo por el otro.

    ResponderEliminar
  29. Hola a todas, la verdad que me ha encantado el post, pero sobre todo por lo que implica, cada persona es diferente y que manian tiene todo el mundo de intentar convenceerte de lo que esta bien o esta mal, lo que para unos esta bien para ti no, o viceversa, es tan facil como dejar decidir a la gente.

    ResponderEliminar
  30. Me parece muy bien el post, de hecho hay estudios realizados que demuestran que los niños chicos que duermen con los padres no tienen un desarrollo distinto de su comportamiento, y que la decisión de que duerman solos o no debe ser solo por elección de los padres según cada situación...

    http://www.bebeslectores.com

    ResponderEliminar